Capítulo 4

ANÁLISIS DE LOS PRINCIPIOS CONTABLES

por José Saúl Velásquez Restrepo

Los financistas y demás usuarios de los estados financieros se encuentran con empresas de todo tipo y de todos los sectores económicos. La mejor forma de elegir entre varias alternativas es la comparación sobre una base homogénea, la cual se logra en la medida que todos los contadores y por ende los estados que ellos preparan, se rijan por los principios contables o normas de contabilidad bajo el modelo de un PUC (plan único de cuentas)

Las normas contables deben ser sometidas a revisión permanente bajo la responsabilidad de conservar su vigencia frente a los nuevos fenómenos económicos. Actualmente son objeto de análisis con criterio universal para aplicación consecuente con la globalización a fin de facilitar los negocios internacionales, siguiendo las NIIF (normas internacionales de información financiera) dictadas por la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad (International Accounting Standards Board)

Para incursionar en las finanzas se requiere un conocimiento general de los principios contables y sus efectos para poder interpretar adecuadamente la información. Los más importantes son:

1. ENTE ECONÓMICO

La empresa constituye un ente con recursos económicos diferente a los socios individualmente considerados. El concepto “ente” es distinto al de "persona". Una misma persona puede producir estados financieros de varios empresas.

Este principio define la unidad contable y destaca la distinción entre la unidad económica de explotación y sus propietarios. Por ello, se precisa registrar las operaciones entre la empresa y sus dueños al igual que los demás. El ente debe ser definido en forma que se distinga de los otros y llevar contabilidad exclusiva; para casos prácticos se solicita el certificado de constitución y gerencia.

Debido a este principio, se hace recomendable la presentación de balances consolidados en el caso de los grupos económicos.

2. CONTINUIDAD

Se asume que una empresa tiene vida indefinida, salvo indicación expresa en contrario. Lo que se espera es la permanencia y no la liquidación.
Según este principio, el valor de liquidación no constituye un criterio para valoración del activo, sino en casos especiales que indiquen que el ente económico no continuará funcionando normalmente como podría ser una deficiencia de capital, pérdidas acumuladas, huelgas, restricciones gubernamentales, etc.

Adquiere importancia la generación de fondos, según la cual el valor de una empresa o un activo se calcula de acuerdo con su capacidad para generar flujo de caja y el estado de resultados se hace mas importante que el balance para evaluar la gestión administrativa.

Como consecuencia se acepta que las mercancías en proceso tengan algún valor (dependiendo de un criterio adecuado de valorización) aún cuando en una etapa específica de producción su valor comercial puede ser nulo.

Por otra parte, debido a esta base filosófica se acepta la acumulación de gastos que se presentarán en el futuro para mantener la empresa en proceso de acrecentamiento y se permite hacer provisiones y reconocer pasivos contingentes en concordancia con el conservadurismo contable.

La proyección del flujo de fondos constituye una herramienta primordial, y sustituye al balance como base para la estimación real del valor de una entidad, debido a que a través de él se podrá calcular el riesgo de caer en insolvencia técnica. Se exige nota explicativa en caso de tendencias negativas, dificultades financieras y otras situaciones internas o externas.

3. OBJETIVIDAD

Las transacciones contables y los estados financieros deben tener pleno respaldo en la realidad con hechos y documentos.

Para ello debe existir una prueba en lo posible verificable objetivamente o en su defecto se puede reemplazar por el criterio del contador y el cuerpo directivo. Según Gredy, la confiabilidad de los datos contables "se logra por medio de medidas adecuadas de control interno".

Con un poco de análisis puede concluirse que las mediciones contables tienen grados variables de objetividad que dependen de  lo que están midiendo y de la capacidad de quienes lo estén haciendo. Un poco más adelante, cuando analicemos la prudencia contable, podremos ver como estos principios, en cierta forma, son algo contradictorios por lo que se exige un buen criterio por parte de los usuarios de estados financieros.

4. CONSISTENCIA

Las prácticas contables deben aplicarse constantemente a través del tiempo. Así se evita la aplicación de prácticas alternativas que puedan dar resultados enormemente divergentes.

Como en contabilidad existen varios procedimientos para el mismo fin (valorización de inventarios, cálculo de la depreciación, reconocimiento de una renta, etc.), se requiere la escogencia del método que mejor se adapte a cada caso particular y su aplicación año tras año.

Mediante su aplicación se evita que la gerencia manipule los resultados utilizando alternativamente diferentes prácticas contables, como podría ser por ejemplo, la valuación de inventarios por FIFO (primeras unidades en entrar, primeras en salir) en un período y en el siguiente cambiar a LIFO (últimas en entrar, primeras en salir); a fin de mejorar el nivel de utilidad del último período.

Desde luego, el respeto a la consistencia no significa que los métodos de la contabilidad, una vez adoptados, nunca pueden ser cambiados. Si en un momento dado se considera conveniente un cambio hacia otro procedimiento más adecuado, puede hacerse, siempre y cuando se complemente con una nota explicativa a los estados financieros.

5. PRUDENCIA

No debe reconocerse una renta sino en el momento de su realización; la pérdida debe contabilizarse con la sola expectativa. Con él se trata de equilibrar un poco el optimismo no bien fundamentado.

Otra forma de interpretarlo consiste en subvalorar la utilidad neta y el capital contable en vez de sobrevaluarlos en caso de duda. El principio, en cierta forma, está orientado a proteger a los banqueros, los inversionistas y los acreedores.

Su aplicación exagerada puede llevar en ocasiones a quitar la realidad de la información que proporcionan los estados financieros, situación que llevaría a la violación de la objetividad comentada anteriormente. Según Moonitz, el conservadurismo no es más que una advertencia de que se proceda de modo prudente teniendo en cuenta todos los factores pertinentes.

En la práctica la doctrina conservadora se ha convertido en la herramienta más utilizada por los empresarios para subestimar deliberadamente las ganancias y exagerar las pérdidas.

Con la aceptación irrestricta de este principio, los hombres de negocios se han encontrado un mecanismo útil para rebajar las utilidades. El primer perjudicado es el fisco debido a que la contabilidad se ha orientado fundamentalmente con un criterio tributario. Otro gran perjudicado, sin lugar a dudas, es el pequeño accionista quien por su carácter de tal, no tiene acceso a la información.

Con un análisis un poco más amplio se explica claramente como el mejor procedimiento práctico para comprar una empresa es la Bolsa de Valores utilizado entre otros indicadores la Q de Tobin (relación entre valor de mercado y valor intrínseco).

6. UNIDAD DE MEDIDA

El valor de las partidas del balance debe expresarse en unidades monetarias. La práctica común consiste en elegir la moneda de cada país como instrumento para reducir una serie de componentes heterogéneos (maquinaria, edificios, terrenos, etc.), a una expresión que permita agruparlos y compararlos fácilmente. Este principio sí que hace cuestionable la contabilidad hoy en día; cuando se iniciaba la estructuración de la disciplina contable y hasta hace algunos años, los contadores daban por supuesto que el valor de la moneda era constante, lo cual no es cierto hoy en día ni en los Estados Unidos ni en los países Europeos y muchísimo menos en el resto del mundo.

7. PERÍODO

El ente económico debe preparar y difundir estados financieros periódicos durante su existencia. Mínimo debe hacerse una vez al año en las fechas indicadas por los gobiernos de cada país.Para efectos administrativos,en cortes previamente definidos en consideración al ciclo de las operaciones para tener un elemento de evaluación, control y toma de acciones correctivas para hacer seguimiento del plan de generación de valor.

8. CARACTERÍSTICAS PRÁCTICAS DE CADA ACTIVIDAD

El modelo contable de cada ente se prepara teniendo en cuenta las limitaciones que en forma razonable imponen las costumbres de cada actividad por razones de desarrollo social, económico, tecnológico, geográfico, etc.

9. REALIZACIÓN

Obliga a reconocer únicamente los hechos económicos realizados, es decir, que pueda comprobarse que tienen o tendrán un beneficio o un compromiso cuantificable.

10. ASOCIACIÓN

Indica que deben asociarse los ingresos de un período contable, con los costos y gastos en que se incurre para generarlos y registrarse simultáneamente en las cuentas de resultados.

11. REVELACIÓN PLENA

En forma resumida se debe informar todo lo necesario para interpretar correctamente una situación financiera, los cambios experimentados y su capacidad para generar flujos futuros de efectivo.
Esto indica que además de los estados financieros básicos hacen parte integrante los informes de los administradores, los revisores fiscales y las notas de balance.

12. ESENCIA SOBRE FORMA

Los hechos económicos deben ser informados de acuerdo a su esencia y no únicamente en su forma legal.

13. VALORACIÓN O MEDICIÓN

Todos los rubros de los estados financieros deben ser expresados en términos monetarios con sujeción a normas técnicas (valor histórico actualizado, valor actual o de reposición, valor de realización o de mercado, valor presente descontado).

14. MANTENIMIENTO DEL PATRIMONIO

Se entiende que primero que todo, el ente económico debe mantener o recuperar su patrimonio debidamente actualizado para reflejar el efecto de la inflación.
 

Anuncios