Capítulo 12

ESTADO PROYECTADO DE CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FINANCIERA


por José Saúl Velásquez Restrepo

INTRODUCCIÓN

Mientras más elementos de juicio tenga el ejecutivo, mayor probabilidad tendrá de acertar en la planeación, ejecución, control y diagnóstico de cualquier situación de índole financiero. De la misma forma que el marinero lleva una brújula como guía, la gerencia debe contar con un plan preestablecido que se concreta con unos estados financieros proyectados, a saber: resultados, balance general, fuentes y aplicaciones de fondos, proyección de flujos de efectivo, proyección de cambios en el patrimonio y muy especialmente con un tablero de comando preparado con base en el plan  maestro de generación de valor.

Como complemento se deben preparar todos los pronósticos que soportan los estados financieros básicos y con especial cuidado, la proyección del flujo de fondos, la más importante herramienta financiera a corto plazo, porque es la resultante matemática de integración de los presupuestos de ventas, producción, materias primas, costos de fabricación, gastos de administración y ventas, inversiones, financieros, y los capitalizables como, investigación y desarrollo, capacitación, publicidad, etc.

En éste capítulo se hace una presentación muy esquemática de la proyección de los estados financieros básicos, pues con ellos se concreta la preparación de un plan maestro de generación de valor, capítulo cuyo estudio previo es requisito fundamental para entender claramente la elaboración del estado proyectado de fuentes y aplicaciones de fondos.

1. ESTADO PROYECTADO DE RESULTADOS

a. Ventas: cifras proyectadas, teniendo en cuenta los cambios de precios en las fechas prefijadas; obviamente se habla de ventas netas.

b. Costo de mercancía vendida: con base en el juego de inventarios, los valores proyectados para los insumos y las políticas preestablecidas por la dirección. Vale la pena anotar, que por tratarse de planeación financiera, siempre es recomendable trabajar con costeo directo, sistema que facilita la toma de decisiones. Además, se deben calcular los  gastos de administración, ventas, y otros gastos, correlacionándolos con el nivel de operación y presupuestos preparados para atender la demanda.

c. Gastos financieros: se calculan después de la elaboración de la proyección del flujo de fondos, herramienta por excelencia para estudiar distintas alternativas y los nuevos proyectos con base en el método de flujos incrementales utilizando la hoja electrónica.

d. Impuestos: para cuyo cálculo, se debe tener en cuenta las condiciones específicas de la empresa particular y la legislación tributaria vigente.

Por aritmética se llega al estimado de utilidad esperada, cifra que va a repercutir en el incremento patrimonial, en la generación de fondos y que constituye una meta a corto plazo para la gerencia. Los objetivos de la gerencia deben ser de más largo plazo, para evitar que se sacrifique la estabilidad de la firma en aras de un resultado inmediato.

El manejo a largo plazo obedece más a políticas generales que a enfoques matemáticos y, por tanto, exige una gran cuota de responsabilidad y madurez por parte de la dirección. Además del EVACp, unas buenas herramientas para el manejo del largo plazo, son los otros dos estados básicos, cuya preparación se ilustra en forma sintética.

2. BALANCE GENERAL PROYECTADO

A. ACTIVO  CORRIENTE

a. Caja y Bancos: la cifra sale del saldo final que se obtiene con la proyección del flujo de fondos.

b. Cuentas por cobrar: sumando al saldo inicial, las ventas a crédito y restando los recaudos estimados (obviamente, teniendo en cuenta la recuperación de cartera vencida y los posibles atrasos del periodo que se está presupuestando).

c. Inventarios: es recomendable separar la partida en materias primas, productos en proceso y terminados, en caso de que se trate de empresas manufactureras. Se procede de la misma manera que en cuentas por cobrar, pero teniendo en cuenta la cifra de inventario final presupuestado de acuerdo con la política trazada.

d. Inversiones temporales: el dato se obtiene de la proyección de flujo de fondos.

e. Otros activos corrientes: se procede de manera análoga a los anteriores rubros.

f. Activo fijo: a la partida inicial se le suma la cantidad definida en el presupuesto de inversiones. La depreciación acumulada, se calcula sumando a la cifra inicial el cálculo para el período proyectado según el método que la compañía utilice para depreciar y teniendo en cuenta las posibles ventas de activos.

B. PASIVO: tanto para los saldos de corto como de largo plazo el cálculo es aún más sencillo que para los activos, pues estos se caracterizan por tener fecha de vencimiento. El estimativo se reduce a un problema de sumas y restas.

Especial cuidado se debe tener con los pasivos laborales, los cuales se deben estimar con base en el régimen legal, o en las políticas empresariales. El cálculo actuarial, nos dará una proyección del pasivo laboral en cuanto a pensiones de jubilación, en el caso de que se presenten en una compañía en particular.

C. PATRIMONIO: en razón de la esquematización pretendida se puede  hablar de la obtención de las cifras patrimoniales por diferencia entre activos y pasivos totales. Desde luego, es más recomendable la discriminación del patrimonio teniendo en cuenta la cifra de utilidad esperada, resultante del estado proyectado de resultados y las políticas de la empresa en cuanto a dividendos, las restricciones de tipo legal y el pensamiento de la gerencia.

3. ESTADO DE FUENTES Y APLICACIÓN DE FONDOS

En este capítulo el estado de fuentes y aplicación de fondos, tiene un enfoque eminentemente financiero y no contable y por eso no se entra en detalle sobre su preparación. Esta herramienta nos dice de dónde se obtuvo el efectivo y cómo se utilizó.

Responde a preguntas muy comunes pero cuya respuesta no es tan simple como por ejemplo: ¿Qué se hizo el dinero de la venta del terreno?, ¿Por qué no pagan dividendos? , ¿Están descapitalizando la empresa?, etc.

Después de tener la proyección del estado de  resultados y el balance general, quedan las bases para proyectar el estado de fuente y aplicación de fondos, herramienta de mucha importancia para hacer planeación financiera y cuidar el principio de conformidad.

En las empresas entra efectivo por distintos aspectos y todos los dineros llegan a una misma bolsa donde pierden la identidad con un proyecto específico. Si bien en los balances se muestran unas partidas patrimoniales como reserva legal, para capitalización, para futuros ensanches, etc., ello no quiere decir que los billetes están en determinado banco, corporación o caja fuerte. El dinero está invertido en los distintos rubros del activo. El estado de fuente y aplicación de fondos esquematiza esta explicación.

Se llama FUENTE todo incremento de un pasivo o toda disminución de un activo. Por deducción, una APLICACIÓN será el aumento de un activo o la disminución de un pasivo. La depreciación, si bien no constituye un ingreso de efectivo, se trata como una fuente, ya que reintegra la partida deducida en el estado de resultados, como un elemento del costo de la mercancía vendida, concretamente como parte de los gastos generales de fabricación y que se agrupa con la utilidad en los llamados fondos generados internamente, o por las operaciones.



En razón del principio de empresa en marcha y del fenómeno inflacionario, las empresas cada día requieren más capital de trabajo para atender al incremento proyectado de operaciones. El pronóstico del estado de fuentes y aplicación de fondos indica los requerimientos adicionales del capital de trabajo. Así debemos arrancar la programación:

CT2 = AC2 - PC2
CT1 = AC1 - PC1
Restando: CT2 - CT1

CT:
Capital de trabajo periodo proyectado (2), base (1)
AC: Activo corriente periodo proyectado (2), base (1)
PC: Pasivo corriente periodo proyectado (2), base (1)

Una vez determinado el capital de trabajo requerido (CT), empieza la planeación financiera propiamente dicha.

¿Cómo se prepara el estado de fuente y aplicación de fondos? Ver aplicación de excel al final del artículo.

a. Se establecen las necesidades adicionales requeridos de capital de trabajo  (CT), partida que irá a la columna derecha que debe equilibrar; las fuentes con las aplicaciones. En cierta forma, se puede interpretar esta partida como que la empresa tiene que invertir esa suma en el próximo período.

b. Se calculan los cambios esperados en los demás rubros que no hacen parte del capital de trabajo. Aplicando la guía anteriormente indicada se definirá si el cambio será una fuente o una aplicación.

c. Se prepara el estado fuentes y aplicación de fondos a dos columnas. A la izquierda las fuentes y a la derecha aplicaciones.

d.
Se procede al análisis enfatizando en la aplicación del principio de conformidad financiero y posteriormente se define el plan a seguir para indicar acciones orientadas a incrementar la generación de valor.


Ejemplo: ESTADO CONSOLIDADO DE CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FINANCIERA


Haz Click para ver un Ejercicio Práctico allí encontrarás una forma útil y práctica.


 

Anuncios