Capítulo 13

DIVIDENDOS


por José Saúl Velásquez Restrepo

Recordemos el objetivo básico de la gerencia y en particular de la función financiera: maximizar el valor de la acción en el mercado, enunciado que nos obliga a decidir pensando también en los tan olvidados pequeños accionistas.

En realidad lo único que tiene un accionista minoritario es el dividendo, así teóricamente tenga muchos derechos. En la práctica, escasamente le cancelan un valor con todas las contingencias que se presentan dependiendo de la compañía en particular (fechas, sitios de pago, forma, trato, etc.).La situación de los grandes accionistas, quienes toman asiento en las juntas directivas y controlan la administración de la empresa es muy diferente.

La política de dividendos debe orientarse al acrecentamiento del valor de mercado de la acción. Esto se logra en la medida que la acción tenga alta bursatilidad, y se acreciente su precio en bolsa, consecuencia de la permanente generación de valor.

En la medida que se logre este objetivo el pago de dividendo pasa a ser secundario y el accionista que requiera dinero puede obtenerlo vendiendo acciones en el mercado.



1. CONSIDERACIONES BÁSICAS

A. ASPECTOS GENERALES: tienen que ver con la legislación de cada país y están orientados a evitar decisiones que deterioren el capital, para proteger a los acreedores. Define tope máximo de repartición como proporción de utilidades netas actuales y acumuladas, en casos de insolvencia se orienta a evitar excesos, en la acumulación de utilidades.

B. RESTRICCIONES CONTRACTUALES: son acuerdos de común ocurrencia que condicionan el pago de dividendos a compromisos proteccionistas para con entidades crediticias, accionistas preferenciales, contratos leasing, etc.

C. PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO: si la compañía, en sus perspectivas de desarrollo tiene una alternativa de inversión con un rendimiento superior a la tasa de corte (mínima esperada), debe considerar como opción prioritaria la retención de utilidades. En el plan de financiamiento esta decisión se convierte en prerrequisito para solicitar financiación externa, la cual generalmente está condicionada por las entidades financieras. Generalmente es más fácil conseguir financiación para una empresa plenamente desarrollada que para otra en etapa de crecimiento.

D. SITUACIÓN ECONÓMICA GENERAL: cuando la economía esta boyante, es fácil acudir a capital externo y viceversa. Es muy importante para los gerentes y ejecutivos financieros estar permanentemente actualizados en cuanto a líneas de fomento, estímulos fiscales, restricciones monetarias, y en general, a todo lo que tiene que ver con el entorno del país y el mundo, lo que implica abrir la mente a la inversión extranjera o a invertir en el exterior.

E. COMPOSICIÓN ACCIONARIA: tiene que ver con el grupo de accionistas y su participación porcentual. Si son personas naturales o jurídicas y en este último caso, que tipo de empresas son; si pertenecen a un grupo, si dependen en proporción importante o no, de los dividendos que reciben. También debe tenerse en cuenta en lo posible, el aspecto tributario de los accionistas, sus oportunidades de inversión, su nivel de satisfacción, etc.


2. POLITÍCAS DE DISTRIBUCIÓN DE DIVIDENDOS

Para efectos didácticos se puede hablar de unas políticas generales de distribución de dividendos pero cada compañía debe hacer sus propias consideraciones para tomar su decisión acerca de las cifras a repartir. Entre estas las más conocidas son:

A. PROPORCIÓN CONSTANTE DE UTILIDADES: se define un porcentaje del periodo para repartir y capitalizar el resto.

B. RENDIMIENTO MÍNIMO: se basa en la definición de un dividendo fijo que garantice una rentabilidad sobre la inversión del accionista. Es posible seguir esta política si la compañía genera permanentemente utilidades que sean suficientes para cumplir los compromisos correspondientes.

C. COMBINACIÓN DE DIVIDENDO REGULAR Y EXTRA: consiste en definir como regular una cifra periódica por acción y complementar con dividendos adicionales si los resultados lo permiten.

D. DIVIDENDOS RESIDUALES: se reparten dividendos después de todos los compromisos legales, laborales, y con terceros y por diferencia, se define el monto a repartir.

E. OTRA ALTERNATIVA: para mantener unas finanzas sanas y evitar posibles errores por desconocimiento o por presiones indebidas de algunos accionistas o propietarios, el reparto de dividendos debe estar completamente ligado en proporción directa, a la proyección del flujo de fondos tanto a corto como a largo plazo.

Sabemos que el flujo de fondos bien preparado es la resultante aritmética de un plan de generación de valor el cual nos permite calcular EVACp.

El EVACp se caracteriza por ser un indicador proyectado teniendo en cuenta gastos contables que tienen carácter de inversión y que contemplan el plan de desarrollo a largo plazo y, por consiguiente, los ajustes al patrimonio y a la cifra de utilidad y el costo de capital.

Con base en la proyección del flujo de fondos antes de detectar dividendos, la compañía tiene suficientes elementos de juicio para definir la cuantía, fecha de pago y forma de dividendos (en efectivo, en acciones o combinado). Conocido el flujo, se define una cantidad mínima de efectivo a mantener (motivo precaución); una cifra a cancelar como dividendo; unas fechas de pago que permiten cancelar con holgura y sin acudir a endeudamiento aunque sea a corto plazo.

  • Si el plan de generación de valor es ampliamente positivo, pero la compañía no presenta un flujo de fondos con holgura permanente a corto plazo se recomienda decretar dividendos en acciones, sin olvidar el compromiso futuro que se adquiere con las nuevas acciones que entren en circulación.
  • Si la compañía generó valor en el periodo anterior; el EVACp para el periodo en cuestión también es positivo y, además, la proyección del flujo de fondos para el periodo presenta una situación de holgura permanente se pueden decretar dividendos mensuales calculando la rentabilidad que recibirá el accionista sumando los dividendos a declarar y el incremento que se pueda estimar para el valor de la acción.
  • Si al final del periodo proyectado se presenta holgura en el flujo de fondos pero con altibajos a través de los periodos mensuales, se recomienda pagar dividendos en los meses que permiten hacerlo sin esfuerzos

Ejemplo:

Supongamos una compañía M con los siguientes datos:

 

Nº de acciones en circulación: 200.000
Dividendo mensual por acción: $100
valor de mercado de la acción: $5.000
Valor intrínseco de la acción: 10.000
EVA: 1.45
EVACp: 1.85

 


FLUJO DE FONDOS PROYECTADO ANTES DE DECRETAR DIVIDENDOS
(millones de pesos)


INSERTAR  CUADRO
(haga click par aver el cuadro completo)

Nota: con base en el saldo neto proyectado la junta tiene elementos de juicio para sugerir repartición de dividendos a la asamblea de accionistas.

 

Anuncios