Capítulo 7

EL EVA, EL EVAC Y EL EVACp


por José Saúl Velásquez Restrepo

El EVA es una marca registrada por Stern Stewart & Co que se formula en los siguientes términos:



U: Utilidad neta
P: Patrimonio
CC: Costo de capital

Si el indicador es superior a cero (0), es decir, positivo,  la empresa está generando valor, tanto más cuantas veces lo supere. En caso contrario se está destruyendo valor; el concepto así de simple es muy fácil de entender, pero para efectos prácticos, es decir, la toma de decisiones se necesita de un análisis muy completo.

Para generar valor debe haber crecimiento patrimonial en términos reales, es decir, superior al aumento de la inflación, con flujo de fondos positivo y reflejado en el valor de mercado de la acción, con alto índice de bursatilidad.

El costo de capital es un tema de por sí bastante amplio y requiere tratamiento aparte; en este  capítulo de asume que se conoce el tema.

En algunos países, la orientación contable ha sido fiscalista, lo que quiere decir, que se busca como objetivo dominante la reducción de pago de impuestos, cifra que se calcula como un porcentaje de la utilidad.  Por razones obvias, para pagar menos impuestos se debe buscar una presentación que reduzca el beneficio, respetando, los principios contables, lo cual lleva a reservas ocultas que acrecientan el patrimonio. Al presentar menos ganancias, como consecuencia obvia, también se pagan menos dividendos. Los pequeños accionistas generalmente los más desinformados calculan su rentabilidad como una relación entre el dividendo y el valor de la acción.


r: Rentabilidad
d: Dividendos
Pa: Precio de la Acción

 

Entre tanto, los grandes inversionistas saben de las reservas ocultas y no necesitan el dividendo para sus gastos de consumo. En principio, por la deducción de intereses antes de pagar impuestos, la deuda resulta más barata para la empresa y como consecuencia, es común el crecimiento vía endeudamiento y por ende una predisposición a pagar altas tasas de interés.

Los grandes inversionistas, conocedores y bien informados, encuentran un excelente negocio y compran acciones subvaluadas y de paso concentran las sociedades anónimas, en cuyo caso la entidad pierde su naturaleza.

El mundo, con una economía globalizada, donde  los inversionistas internacionales disponen fácilmente de la información a través de  internet  y pueden actuar por medio de la banca electrónica, se impone la generación de valor para poder competir por el capital.

La fórmula como se presenta es muy genérica si tenemos encuenta que aún no se tienen normas contables de aplicación universal y demasiado corto-placista.  La contabilidad mantiene un atraso grande con relación al desarrollo de la administración y los gerentes tienen su inmensa responsabilidad en el largo plazo, el cual implica una serie de  inversiones (sacrificio de utilidades presentes para acrecentar el valor en el largo plazo) que reciben un carácter de gasto en el tratamiento contable.

Mecanismos de defensa contra la inflación como la depreciación acelerada, el costo por LIFO, etc., la orientación fiscal de la contabilidad que recomienda reducir el pago de impuestos, además que durante mucho tiempo se ignoró el acrecentamiento del valor  (por así decirlo) en virtud de la pérdida del poder adquisitivo del dinero más la valorización real de los activos fijos han contribuido a generar reservas ocultas.

¿Qué decir del enfoque tan corto-placista que resulta de tratar como gastos a verdaderas inversiones en el caso de las gerencias visionarias?  ¿Cómo ignorar las grandes partidas en investigación y desarrollo, cuando las compañías líderes apropian un porcentaje considerable para tal fin?, ¿Qué tal las apropiaciones para publicidad?,  ¿Cuánto vale posicionar una marca desde la concepción de la idea en la mente humana hasta que termine su explotación?  El valor de marcas como Coca Cola, Marlboro, etc., no se obtuvo de un momento para otro.Es el fruto de la inteligencia humana combinando con el talento necesario, el mismo que se ha registrado como gasto. ¿Y qué decir de las inversiones en la capacitación y el desarrollo del recurso humano?

El generalizado concepto de objetivo axiomático:” acrecentar el valor de la empresa para los accionistas”, debe complementarse diciendo que tiene que haber un beneficio TANGIBLE PARA TODOS LOS ACCIONISTAS, el cual se logra, además de un buen gobierno societario, incrementando el precio de la acción en el mercado con un alto índice de bursatilidad.

La única forma de lograr ese objetivo de acrecentamiento del valor de mercado de la acción es agregando valor en forma sostenida para que ésta sea demandada por los inversionistas.  Aún podría suprimirse el dividendo y dejar que cada inversionista lo realice individualmente cuando quiera, simplemente vendiendo su acción en bolsa.

Acrecentar el valor resulta de una administración eficiente, inspirada en la práctica del mejoramiento continuo con altos índices de productividad.  No se debe caer  en el error de pensar únicamente en lo que es medible con fórmulas simples de ingeniería industrial como la productividad de la mano de obra, la cual simplemente es un componente del costo, aun cuando en determinados casos representa una proporción alta.

Se debe mirar el aparato productivo completo y buscar la productividad de la materia prima (reduciendo el desperdicio), de la planta física  (aprovechando el bien las instalaciones locativas), de la maquinaria  (evitando los paros de máquina)  y en especial, de los ejecutivos de la organización, constituyendo un equipo integrado, porque la eficiencia empieza en la toma de pedidos y se concreta cobrando oportunamente a precios rentables, a un cliente ampliamente satisfecho, con los gastos y costos mínimos requeridos, utilizando como herramienta administrativa los centros de responsabilidad y con un grupo humano feliz y satisfecho de pertenecer a la organización.

Todo proyecto por pequeño que resulte, deberá evaluarse con el método de los flujos incrementales, con base en la tasa de corte, indicador que se fija por política empresarial  (decisión de junta)  y que debe fijarse buscando generación de valor. Inversiones en todo lo pertinente a la preservación del medio ambiente  (norma ISO 14.000); crecimiento personal y capacitación técnica para las personas, investigación y desarrollo y publicidad orientada al posicionamiento deben tratarse como acrecentamiento del valor.  Desde luego, se requiere un manejo serio con nota que soporte y debidamente certificado por una firma calificadora de riesgos.


EL EVACp (índice ajustado y proyectado de generación de valor)

Para que una empresa perdure requiere entretejerses en la sociedad y hacerse parte de ella; del desarrollo, y del crecimiento personal de los públicos, con quienes se relaciona. ¿Tendrá sentido cualquier actividad empresarial sin beneficio para el hombre?

Es importante  anotar que los indicadores bursátiles se calculan con datos correspondientes  a cifras del pasado; el inversionista está decidiendo para un futuro.  Por tal razón se impone ir creando una cultura que informe sobre los resultados proyectados y debidamente sustentados, porque las sociedades anónimas, manejan dinero del público en general, así sean dominadas por unos pocos.

En los informes periódicos que presenta la gerencia a la asamblea general de accionistas, las cifras de los estados de resultados, fuentes y aplicaciones de fondos, y balance general resultaría muy conveniente para los interesados, una comparación con el ejercito anterior (cifras ajustadas por índices de inflación) con los resultados del ejercicio y con proyección presentada al iniciar el ejercicio.

 

RUBROS (millones de pesos) AÑO 1 AÑO 2 PRESUPUESTO AÑO 3
Ventas 1.200 1.460 1.480
Utilidad Neta 120 138 148
EVA 1.42 1.56 1.50
EVAC 1.67 1.60 1.62

 

Si una empresa presenta una proyección de alta generación de valor, con datos bien soportados, genera demanda por sus acciones en el mercado. El fenómeno se ira acrecentando en la medida que tomen fuerza los indicadores de credibilidad.

Lógicamente, se requiere una buena base de datos estadísticos que permitan hacer proyecciones que interpreten fielmente la técnica para que éstas tengan solidez y cumplan su verdadero cometido.Se requiere  cuidado para no caer en imprecisiones  “bien fundamentadas”  por mala utilización de la estadística, error muy común.

Poco a poco, la comparación de los resultados reales con los proyectados y su correspondiente análisis, servirán de base para ir perfeccionando el sistema y para establecer indicadores de credibilidad, los cuales a su vez, permitirán hacer los ajustes pertinentes para que los inversionistas potenciales tengan más elementos de juicio para tomar sus decisiones.

Especial cuidado se debe prestar a esta relación que se sugiere incorporar con mucho énfasis, generando una tendencia en el mundo financiero orientada a tomarlo como un indicador internacional que guie la actitud de los inversionistas independiente del país donde opere la empresa.

Es conveniente la preparación de una matriz que integre el rendimiento sobre el patrimonio con el costo de capital.  En el capítulo sobre éste tema se indica como se construye y se integra con los demás indicadores en el ejercicio didáctico Helusa s. a.

re: Rentabilidad esperada
Up: Utilidad proyectada
P: Patrimonio

 

Las empresas virtuales se fundamentan en dos soportes: el conocimiento y la confianza.  Lo anterior indica que habrá que hacer grandes esfuerzos en el desarrollo de la persona para que su comportamiento dé tranquilidad en cuanto a la confianza que se pueda depositar en ella porque trabaja desde donde quiere, cuando quiere y como quiere.

Manteniendo un proceso de desarrollado del ser, habrá que hacer grandes inversiones para capacitarlo en el oficio propiamente dicho, para poder acrecentar el conocimiento que potencilice su capacidad para enfrentar la competencia global que se impone con la globalización.

¿Cuánta inversión social requiere una compañía para entretejerse en la sociedad, y lograr el aprecio que le permita perdurar?,  ¿Y qué decir de las patentes y demás activos intangibles? Por lo anteriormente expuesto, se debe complementar el indicador de rentabilidad patrimonial agregando a las cifras de utilidad, los valores que aun cuando se traten como gastos, representan verdaderas inversiones como los analizados y muy especialmente, medir y capitalizar el capital intelectual.

Se requiere gran criterio para sustentarlo y de ello debe ocuparse una nota explicativa adjunta al balance.  Desde luego, se necesita un consenso de quienes se ocupan de los estados financieros incluyendo las empresas medidoras de riesgo y un análisis especial a la cuenta del patrimonio para hacer los ajustes que requiera.

Ante todo, se trata de una filosofía gerencial de largo plazo que se mide con la fórmula:

EVACp: EVA corregido y proyectado
U: Utilidad del periodo
IyD: Inversiones en investigación y desarrollo
Pu: Inversiones en posicionamiento capitalizable
Cp: Capacitación
O: Otras inversiones capitalizables debidamente soportadas
P: Patrimonio
A: Ajustes al patrimonio
CC: Costo de capital




Entre tanto, los grandes inversionistas saben de las reservas ocultas y no necesitan el dividendo para sus gastos de consumo. En principio, por la deducción de intereses antes de pagar impuestos, la deuda resulta más barata para la empresa y como consecuencia, es común el crecimiento vía endeudamiento y por ende una predisposición a pagar altas tasas de interés.

Los grandes inversionistas, conocedores y bien informados, encuentran un excelente negocio y compran acciones subvaluadas y de paso concentran las sociedades anónimas, en cuyo caso la entidad pierde su naturaleza.

El mundo, con una economía globalizada, donde  los inversionistas internacionales disponen fácilmente de la información a través de  internet  y pueden actuar por medio de la banca electrónica, se impone la generación de valor para poder competir por el capital.

La fórmula como se presenta es muy genérica si tenemos encuenta que aún no se tienen normas contables de aplicación universal y demasiado corto-placista.  La contabilidad mantiene un atraso grande con relación al desarrollo de la administración y los gerentes tienen su inmensa responsabilidad en el largo plazo, el cual implica una serie de  inversiones (sacrificio de utilidades presentes para acrecentar el valor en el largo plazo) que reciben un carácter de gasto en el tratamiento contable.

Mecanismos de defensa contra la inflación como la depreciación acelerada, el costo por LIFO, etc., la orientación fiscal de la contabilidad que recomienda reducir el pago de impuestos, además que durante mucho tiempo se ignoró el acrecentamiento del valor  (por así decirlo) en virtud de la pérdida del poder adquisitivo del dinero más la valorización real de los activos fijos han contribuido a generar reservas ocultas.

¿Qué decir del enfoque tan corto-placista que resulta de tratar como gastos a verdaderas inversiones en el caso de las gerencias visionarias?  ¿Cómo ignorar las grandes partidas en investigación y desarrollo, cuando las compañías líderes apropian un porcentaje considerable para tal fin?, ¿Qué tal las apropiaciones para publicidad?,  ¿Cuánto vale posicionar una marca desde la concepción de la idea en la mente humana hasta que termine su explotación?  El valor de marcas como Coca Cola, Marlboro, etc., no se obtuvo de un momento para otro.Es el fruto de la inteligencia humana combinando con el talento necesario, el mismo que se ha registrado como gasto. ¿Y qué decir de las inversiones en la capacitación y el desarrollo del recurso humano?

El generalizado concepto de objetivo axiomático:” acrecentar el valor de la empresa para los accionistas”, debe complementarse diciendo que tiene que haber un beneficio TANGIBLE PARA TODOS LOS ACCIONISTAS, el cual se logra, además de un buen gobierno societario, incrementando el precio de la acción en el mercado con un alto índice de bursatilidad.

La única forma de lograr ese objetivo de acrecentamiento del valor de mercado de la acción es agregando valor en forma sostenida para que ésta sea demandada por los inversionistas.  Aún podría suprimirse el dividendo y dejar que cada inversionista lo realice individualmente cuando quiera, simplemente vendiendo su acción en bolsa.

Acrecentar el valor resulta de una administración eficiente, inspirada en la práctica del mejoramiento continuo con altos índices de productividad.  No se debe caer  en el error de pensar únicamente en lo que es medible con fórmulas simples de ingeniería industrial como la productividad de la mano de obra, la cual simplemente es un componente del costo, aun cuando en determinados casos representa una proporción alta.

Se debe mirar el aparato productivo completo y buscar la productividad de la materia prima (reduciendo el desperdicio), de la planta física  (aprovechando el bien las instalaciones locativas), de la maquinaria  (evitando los paros de máquina)  y en especial, de los ejecutivos de la organización, constituyendo un equipo integrado, porque la eficiencia empieza en la toma de pedidos y se concreta cobrando oportunamente a precios rentables, a un cliente ampliamente satisfecho, con los gastos y costos mínimos requeridos, utilizando como herramienta administrativa los centros de responsabilidad y con un grupo humano feliz y satisfecho de pertenecer a la organización.

Todo proyecto por pequeño que resulte, deberá evaluarse con el método de los flujos incrementales, con base en la tasa de corte, indicador que se fija por política empresarial  (decisión de junta)  y que debe fijarse buscando generación de valor. Inversiones en todo lo pertinente a la preservación del medio ambiente  (norma ISO 14.000); crecimiento personal y capacitación técnica para las personas, investigación y desarrollo y publicidad orientada al posicionamiento deben tratarse como acrecentamiento del valor.  Desde luego, se requiere un manejo serio con nota que soporte y debidamente certificado por una firma calificadora de riesgos.

EL EVAcp (índice ajustado y proyectado de generación de valor)


Para que una empresa perdure requiere entretejerses en la sociedad y hacerse parte de ella; del desarrollo, y del crecimiento personal de los públicos, con quienes se relaciona. ¿Tendrá sentido cualquier actividad empresarial sin beneficio para el hombre?

Es importante  anotar que los indicadores bursátiles se calculan con datos correspondientes  a cifras del pasado; el inversionista está decidiendo para un futuro.  Por tal razón se impone ir creando una cultura que informe sobre los resultados proyectados y debidamente sustentados, porque las sociedades anónimas, manejan dinero del público en general, así sean dominadas por unos pocos.

En los informes periódicos que presenta la gerencia a la asamblea general de accionistas, las cifras de los estados de resultados, fuentes y aplicaciones de fondos, y balance general resultaría muy conveniente para los interesados, una comparación con el ejercito anterior (cifras ajustadas por índices de inflación) con los resultados del ejercicio y con proyección presentada al iniciar el ejercicio.
 

Anuncios