Capítulo 13

DECIDIR CORRECTAMENTE


por José Saúl Velásquez Restrepo

En neurolingüística enseñan que tenemos que creer para poder ver. Para hacer grandes desarrollos se requiere cambiar paradigmas, o sea nuevas formas de ver el universo.

Como el mundo cambia a pasos gigantescos, especialmente por el avance de la tecnología, se precisa tener unos principios que hagan las veces de brújula y sirvan de guía para una buena ejecución y evitar caer en el remolino de la mediocridad.

Se necesita aprender a pasar de una idea (pensamiento creativo) al resultado exitoso. En el siglo XX se aumentó enormemente la productividad de los operarios; en el siglo XXI, el desafío consiste en incrementar la productividad de los ejecutivos, como lo planteó Peter Druker.

Si se enfoca el liderazgo hacia el crecimiento personal de quienes ocupan cargos que ejercen influencia sobre los demás, al punto que reconozcan todos los valores internos de sus dirigidos, se puede acrecentar el capital humano, el más importante recurso empresarial y el que ha de marcar la diferencia en este siglo. El gran avance de la informática socializó el conocimiento; se  necesita la inteligencia para utilizarlo.

Las universidades y todas las empresas deben ocuparse de su grupo humano para enseñarle a pensar con lógica y así  potencializar el más valioso recurso para que la gente se vuelve exigente consigo misma y genere  mayor potencial que las organizaciones deben encauzar para aprovecharlo bien, acrecentando el know how y por ende el patrimonio.

El esfuerzo debe orientarse a conectar el idealismo y la intuición con el pragmatismo y la lógica. Las empresas deben construir ambientes que le permitan a la gente gozar con su trabajo, disfrutando lo que hace para que sea productiva y viva mejor.

Se requiere la combinación del coeficiente intelectual con la inteligencia emocional para irradiarla desde los más altos niveles hasta convertirse en una cultura de la organización.

El manejo de la información, permite la administración por excepción y libera tiempo para pensar y atender los demás aspectos del individuo, porque el trabajo solamente es uno ellos; le permite conseguir los recursos indispensables para satisfacer necesidades básicas, hablando en un lenguaje pragmático.  Los demás aspectos, a saber: familiar, social, económico, religioso, educativo, salud, deben manejarse en forma equilibrada para lograr una vida plena.

La toma de decisiones es una actividad inherente al ejercicio de la administración y en ello insisten todas las escuelas de negocios y aparentemente, todos los graduados saben hacerlo. En la práctica, la indecisión es un factor común a nivel empresarial. En general, la gente es dubitativa para rematar, situación que se retroalimenta con crítica despiadada a quien decide, o no lo hace, sin tener en cuenta que a veces, se piden decisiones sin dar suficientes elementos para hacerlo. Por ello, el grupo humano tiene que aprender a tomar decisiones utilizando toda la tecnología disponible empezando por la información que las compañías deben convertir en autenticas bases de datos complementadas con el Internet, el cual está al alcance de todos. La verdadera inteligencia consiste en adaptarse a la nueva tecnología, utilizar la información, extraer lo útil y desechar lo innecesario.

Se requiere aprender a desarrollar la inteligencia emocional para aceptar los hechos, manejar la ambigüedad, participar activamente en grupos interdisciplinarios; que cada persona se olvide de lo importante que cree ser (no necesariamente igual a lo que es); desarrollar curiosidad y capacidad para indagar y ante todo, disposición para aceptar serenamente la decisión que el grupo tome independientemente de cuál sea opinión particular.Cuando la decisión corresponda al más alto nivel gerencial, el ejecutivo tendrá que guiarse por su propio criterio, porque decida lo que decida, no faltará quien diga que está equivocado.

La doctora Rosa Argentina Rivas en una conferencia dictada en El Método Silva de control mental explicaba cómo la toma de decisiones es un principio de vida. Es algo inherente a la existencia del ser humano. Daba una guía para acertar: "decida siempre buscando su paz interior". El movimiento "Slow Food" en Europa pregona que la gente debe comer y beber los alimentos despacio y con conciencia plena del objeto; además recomienda volver a tomar los valores humanos esenciales, los placeres pequeños de lo cotidiano, de la simplicidad de vivir y convivir; la religión y la fe. Aplicando estas bases se facilita enormemente la toma de decisiones personales.

Quienes van a tomar decisiones empresariales deben participar con gran facilidad en los grupos interdisciplinarios de la organización, si tienen la formación necesaria. Es importante involucrar únicamente a las personas que tienen la responsabilidad de decisión para evitar la participación de fuerzas que puedan entorpecer el proceso, el cual debe ser ágil, transparente y sin asimetrías1 en la información para que facilite la sustentación correspondiente, si se requiere.

Debe dejarse claramente establecido el cómo, es decir, los criterios que se van a aplicar para rematar. Unos necesitan la decisión y otros las toman; se requiere compromiso de las partes: quienes la necesitan, deben aportar oportunamente toda la información que se precisa en forma concisa y clara. Quien o quienes vayan a decidir lo harán independientemente de que la respuesta sea no.

El libro Bussines Thinks se refiere a la dificultad para tomar decisiones en las compañías. Cita factores como: el ego, los intereses particulares, los retrasos innecesarios, la desconfianza injustificada, los edictos, la urgencia, la ceguera funcional, el poder político o de la posición, el miedo y la mala preparación tanto de las personas que necesitan la decisión, como quienes deben tomarla. Además, dice que para empeorar las cosas el proceso es incoherente, porque cada vez que se necesita una decisión es común encontrar que se inventa un proceso distinto.

Lo importante es que la empresa defina un mecanismo claro para tomar decisiones, lo tome como una política y lo respete celosamente. El trabajo en equipo es básico y el grupo debe estar convencido que la decisión se toma buscando lo mejor para la empresa, independientemente de cualquier beneficio particular.

Lógicamente, se habla de equipos de alto desempeño, lo que implica que todos los integrantes están comprometidos con la decisión y que al final ninguno de ellos se siente derrotado, es decir que tiene las competencias necesarias para participar asertivamente.

PROCEDIMIENTO GENERAL

  • Elaborar cuidadosamente la lista de actividades necesarias para decidir.
  • Asignar un  responsable para cada una de las actividades.
  • Convenir con cada uno de los responsables un tiempo razonable para cada actividad.
  • Preparar una matriz; lo que en el libro Bussines Think llaman "la matriz bendita" a la cual se recomienda agregar una columna de control.
  • Hacer el seguimiento correspondiente.
Ejemplo: supongase que se va a comprar una máquina para el proceso productivo de una empresa industrial.

Pasos Decisión Quien Cuando Como Control
Investigación Preselección de proveedores Ejecutivo M Febrero 28 Grupo Asesor (diversos medios) -
Contacto inicial Concretar reunión con interesados Ejecutivo M Marzo 30 Utilizando diversos medios -
Reunión demostrativa Continuar el proceso o rechazar Ejecutivo K Abril 15 Conferencia utilizando diversos medios -
Visita instalación Aceptar mediante las correcciones Ejecutivo L y M Mayo 30 Observación directa -
Evaluación económica Aceptar... Ejecutivo R Junio 15 Modelos cualitativos y cuantitativos -
Alternativas físicas Escoger una o dos opciones Ejecutivo S Junio 30 Análisis -
Toma decisión Aceptar o rechazar Presidencia Junio 30 Validando el proceso -

Continuando con el libro Bussines Think 2, se refiere a ocho principios básicos para acertar en la toma de decisiones, a saber:

a. Desligarse de su ego en la puerta: porque es inseguridad y arrogancia; es algo que cada persona puede controlar. Se debe practicar la humildad, recordando que a la larga cada persona, es un habitante más. Cuide el tiempo y la energía.

b. Genere curiosidad: explorando lo desconocido se genera flexibilidad y se abren mentes que generan ideas productivas. Debe convertirse en un valor corporativo infundido desde el máximo valor jerárquico.

c. Apártese de la solución: no acepte soluciones predeterminadas; si la solución no genera valor para la empresa no vale nada. En los negocios el dinero es esencial; lo más importante es el flujo de fondos, la mejor herramienta financiera.

d. Obtenga evidencia: si no se tiene, no hay razón para hacer nada. Se debe bajar la velocidad para obtener la evidencia y convertirla en datos concretos para luego acelerar tanto como se pueda. Una decisión rápida y falsa puede convertirse en un problema. En VOLVO, compañía sueca, cualquier proyecto tarda dos años en materializarse, aun cuando la idea sea brillante y simple.

e. Calcule el impacto: consiste en cuantificar lo que no se aprecia inmediatamente. Utilice las preguntas: ¿Cómo se mide?, ¿Cuánto es?, ¿Cuánto debería ser?, ¿Cuál es la diferencia?, ¿Cuánto tiempo necesitamos? Analizar que el costo de arreglar no sea superior al problema. Pasar de lo subjetivo a lo objetivo; debe hacerse un pronóstico en términos de ingresos y egresos de efectivo.

fExplore el efecto de onda: asegúrese de saber sobre quién mas, o sobre cual otro aspecto de la compañía hay repercusiones cuidando el entorno macroeconómico a fin de comprender el alcance completo de la solución.

g. Baje la velocidad ante las señales de alerta: si el negocio es tan bueno ¿Por qué no lo han hecho otros? O como decían los abuelos "de eso tan bueno no dan tanto".

 

h. Busque la causa: asegúrese de tratar la causa en lugar de sus efectos. Para ello nada mejor que la elemental pregunta ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?.

 

____________________________________________________

1. Todos deben tener la misma información disponible.
2. Bussines Think. Dave Marcum;Steve Smith y Mahan Khalsa. Página 30.

 

Anuncios