Login

INICIO

BÁSICAS

INTERMEDIAS

AVANZADAS

ESTRATÉGICAS

PALABRAS LIMINARES

VIVA CONSCIENTE

CONTACTO

14. Mercado de Opciones y Futuros

Capítulo 14

MERCADO DE OPCIONES Y FUTUROS

 

por José Saúl Velásquez Restrepo

Los Mercados de Futuros y Opciones se
constituyen por entidades privadas cuyo objetivo es establecer, registrar, garantizar y liquidar la negociación de los contratos correlacionados; en los futuros se tiene la obligación de comprar o vender al precio convenido  en la fecha establecida; en las opciones se adquiere el derecho, no la obligación. Son instrumentos financieros diseñados para ayudar a los negociantes a reducir el riesgo y comúnmente se conocen como “derivados financieros”, a saber:
 
Los futuros, Forward, Opciones, Endeudamiento en dólares, Swap de tasa de cambio y OPCF.
 
Los Mercados de Futuros operan  por motivos de cobertura, especulación o arbitraje. Permiten asegurar el precio de venta o de compra de las materias primas con servicios de una firma comisionista que trance en bolsa; se exige una garantía para evitar perjuicios para las partes y así se soporta el incumplimiento de uno de los participantes.
 
Los futuros financieros son negociados en mercados oficiales y organizados; muy similares a los mercados de acciones con abundante liquidez, en la mayoría de los contratos; proporciona la posibilidad de abandonar la posición antes de que se cumpla el plazo convenido.

Adquirir un contrato en el mercado de futuros no siempre está condicionado a la adquisición física del activo comprado; puede estar incorporado por las ganancias o las pérdidas que se puedan presentar durante el periodo de vigencia establecido ya que la cotización de los futuros evoluciona de forma similar  al activo subyacente (un bien material como el oro o el café) o un bien financiero (como las acciones de determinada empresa o una divisa) que tiene un precio en el mercado, dependiendo de su cotización en cada momento. Las pérdidas o los beneficios financieros se liquidan diariamente, por lo que no es necesario llegar al vencimiento para finalizar la inversión, ya que se puede hacer la operación contraria para cerrar la negociación en cualquier momento previo al vencimiento del contrato.

De todos los activos con los pueden operar los traders o gestores de inversión, los futuros son la opción más utilizada por rapidez, apalancamiento y costes. Como se hacen con contratos estandarizados, los términos están normalizados y con características fijadas previamente por el mercado lo que facilita a los inversores su actuación de acuerdo con las tendencias bajistas y alcistas para comprar y vender transacciones. Actualmente estas negociaciones se realizan en mercados bursátiles.
 
Las Opciones Forward ofrecen alternativas financieras mediante operaciones a plazo cuando las condiciones del mercado son inciertas y volátiles; el conocimiento y  la correcta utilización de estas herramientas brinda confianza y da tranquilidad financiera.
 
Por ser operaciones OTC (over the counter), los Forwards son completamente flexibles. Las condiciones de tiempo, monto y modalidad de cumplimiento pueden ajustarse a las necesidades del empresario y  se pueden negociar en cualquier momento.
 
Consiste en un acuerdo de dos entes(naturales y/o jurídicos) comprometiéndose; el uno a vender y el otro a comprar un activo, llamado subyacente, a un precio y en una fecha futura según las condiciones fijadas de antemano por ambas partes. El término opción hace referencia a un acuerdo por el cual se otorga al comprador por un precio (prima), el derecho (no la obligación) de comprar o vender un activo subyacente por un precio y en una fecha convenida. Quien vende la opción tiene la obligación de vender o comprar el activo subyacente; el comprador tiene la opción de ejercitarla o descartarla.

El uso de opciones o futuros siempre conlleva un riesgo, y las partes deben ser muy conscientes de las eventualidades que se pueden presentar. Una opción otorga derechos al titular del contrato, mientras que un contrato de futuros obliga a las dos partes a realizar una transacción.

Los negocios de futuros se hacen solo a través de bolsas y comúnmente, de forma electrónica. Los contratos de opciones se establecen fuera de bolsa; para celebrarlo, las dos partes deben llegar a un acuerdo para que sea  bilateral. Los titulares de un contrato de futuros están obligados a participar en el intercambio acordado.

Quien compra en un contrato de opciones, lo máximo que puede perder es la inversión inicial más los costos de transacción. Si vende opciones de compra cubiertas u opciones de compra sobre los activos negociados, su pérdida se limita a la apreciación de los valores subyacentes menos la prima obtenida al emitir las opciones de compra.

Financieramente se trata minimizar la posible pérdida que se pueda presentar por una baja del precio de un activo en el que hemos invertido. Se debe tomar una posición contraria a la que se desea cubrir, para que los resultados de ambas se compensen. La cotización de los futuros evoluciona de forma similar a la de la cotización del activo subyacente; en caso de desviaciones, entra en juego el arbitraje de la posición con el contado.

A la hora de operar en futuros financieros se debe depositar unas garantías para evitar perjuicios tanto para la parte compradora como a la  vendedora. De todos los activos con los pueden operar los traders o gestores de inversión, los futuros son, posiblemente, la opción más eficiente, por velocidad, apalancamiento y costes. Al declararse por medio de contratos estandarizados, los términos están normalizados y con características fijadas previamente por el mercado. La declaración del precio con anterioridad y  un buen manejo de especulaciones, ayuda a que los participantes actúen según tendencias bajistas y alcistas para comprar o vender contratos a su conveniencia.
 
El swap es un contrato en el que dos contrapartes acuerdan el intercambio de obligaciones o flujos de efectivo con el fin de lograr un beneficio sobre las tasas de interés o la rentabilidad de una operación financiera. Como otros derivados financieros, el swap es empleado frecuentemente como medio de cobertura frente al riesgo; se convienen para las necesidades específicas de las partes involucradas, por lo que su mercado no es estandarizable y se considera extrabursátil o secundario (OTC). Pueden ser de tipo de interés, de divisas o   de incumplimiento crediticio.

Las Opcf  son transacciones de compraventa de contratos sobre índices bursátiles, índices de divisas o indicadores de rentabilidad, en los cuales se puede pactar su precio a una fecha futura. Cuando sea la fecha de cumplimiento del contrato, la operación culmina con la entrega del diferencial de dinero entre el precio pactado en la operación a plazo y el precio de mercado del índice. Si el precio del mercado es inferior al pactado, el comprador le gira al vendedor la diferencia entre los dos valores. En cambio, si el precio de mercado es superior al pactado, es el vendedor quien le gira al comprador.

Estas operaciones se realizan en la bolsa con base en la DTF y la tasa representativa de mercado (TRM). Las Opcf proporcionan una herramienta a los inversionistas a través de la cual pueden administrar mejor sus portafolios. Por su parte las Opcf sobre la TRM le permitirán a los exportadores, importadores y en general a todas las entidades que poseen activos o pasivos en dólares reducir el riesgo al que se exponen por las fluctuaciones de la TRM. 

ENLACE PARA EJERCICIOS DIDÁCTICOS:( DEBIDAMENTE AUTORIZADOS)

http://www.juanmascarenas.eu/

http://www.juanmascarenas.eu/mfi/ej051.pdf

Copyright © 2020
Josavere