Login

INICIO

BÁSICAS

INTERMEDIAS

AVANZADAS

ESTRATÉGICAS

PALABRAS LIMINARES

VIVA CONSCIENTE

CONTACTO

6. Nuevas Directrices Para Gerenciar

Capítulo 6

NUEVAS DIRECTRICES PARA GERENCIAR 

por José Saúl Velásquez Restrepo


                                                                                 Introducción

La Revolución Digital es una excelente oportunidad para reestructurar organizaciones buscando crecimiento exponencial para aumentar la productividad; requiere reorientación de las empresas tradicionales, empezando por el recurso humano con un gerente tipo  “podemos hacerlo” que inculque, destaque y apoye una mentalidad innovadora, comprometido y participante activo, además de  un equipo con voluntad, deseo y pasión por la innovación, cualidades que parten del interior y  que deben reunir condiciones como:
Ser optimista, creativo, con  capacidad de generar ideas diversas y originales sin miedo a decidirse, curioso,  deseo por investigar, aprender y explorar situaciones nuevas y desconocidas, con  mucha información, habilidad de cuestionar, ojo crítico para todo producto, marca, interacción o experiencia  nueva.

Gente que practique la empatía, capacidad de sentir lo mismo que siente las otras personas para conocerlos mejor y diseñar inspirado en el usuario. Tolerancia y osadía para experimentar por la  incertidumbre que se genera trabajando en problemas poco definidos, complejos y con alta indecisión (prueba y error).

La tecnología ha hecho posible la democratización del conocimiento; los medios para lograrlo están al alcance de todos. La ventaja competitiva está en la capacidad para ejecutar porque la productividad depende de la actividad gerencial manteniendo el grupo marchando al mismo ritmo.  La tecnología por sí sola, no la garantiza y no siempre se requiere el último desarrollo. 
 

La capacidad de adaptación, propia de personas inteligentes, sirve para aprovechar la gran oportunidad que se presenta, con mayor expectativa de vida y mucho estrés, adoptando hábitos de vida saludables y cuidando mucho la mente para alargar  su período productivo. Se requiere mucha flexibilidad, una mentalidad muy abierta con pensamiento positivo y optimista, con resistencia a la frustración, conservar la disciplina del estudio y desarrollar al máximo, la inteligencia emocional y aprender, mínimo, otro idioma.
Utilizar red de Networking porque las posibilidades de acceder a nuevas oportunidades se multiplican para quien sabe  relacionarse, complementando con foros, blogs, debates y encuentros profesionales.
Conocerse a sí mismo para  potenciar el lado creativo porque la capacidad de generar experiencias, aportar nuevos puntos de vista;  buscar diferentes formas de  expresión y todo lo que no sea susceptible de ser automatizado para ejecutarlo con un robot, es y seguirá siendo muy apreciado.
Cultivar la empatía, pensar en aportar a la calidad de vida, no hacer acumulaciones tentadoras, buscar la sabiduría y vivir con espíritu colaborativo, trabajando en Holacracia (una  organización en la que el mando y la toma de decisiones son distribuidas horizontalmente, sin que haya una  jerárquica de gerencia. 

El fenómeno de la globalización es irreversible y  el desarrollo de la Banca Electrónica y el Internet facilitan enormemente la actuación de los inversionistas, independientemente de que se trate de capitales golondrina o permanentes  y la tendencia contable, se orienta hacia unas normas universales de contabilidad (NIIF) lo que  facilitará cada día más y  más sus decisiones.
 
Los cambios que se imponen en la actividad económica para la recuperación de la crisis del año 2020 ocasionada por la pandemia del COVID-19 o coronavirus y el pronunciamiento del Foro de Davos, hablando de CAPITALISMO CONSCIENTE, que definió el propósito de una empresa de la cuarta revolución industrial: " involucrar a todos los grupos de interés en la generación de valor compartido y sostenido incluyendo comunidades locales y sociedad", requieren alta dosis de productividad, lo que llevará imperiosamente a la empresas a lograr que los empleados se involucren y se comprometan con el crecimiento de tu empresa implementar los salarios de riesgo con base en los resultados que se obtengan, lo que hace más justo el modelo de compensación para los accionistas y los trabajadores, incluyendo el equipo directivo, contribuyendo a un sistema empresarial que participe activamente en La Sostenibilidad con más justicia social.

Una característica claramente definida en el mundo moderno es el cambio rápido. Puede decirse  que el ser humano que no se adapte, vive en contravía y se expone a una muerte sicológica más temprana que la física. 
Al empresario que quiera subsistir no le queda otro camino que la búsqueda constante de mecanismos para el mejoramiento continuo dentro de las normas de sostenibilidad, aceptando la premisa según la cual "La calidad se diseña y se hace".
Partiendo de los muy posibles errores humanos, los empresarios deben orientarse a encontrar la perfección mediante sistemas que permitan la interacción de las personas y los mecanismos utilizados a fin de prevenir cualquier posible desfase con relación a las normas establecidas y facilitar las acciones correctivas pertinentes.

Si  se acepta que "nadie puede dar lo que no tiene", se hace imposible hablar de  mejoramiento continuo y calidad total, si el personal que labora en una empresa no tiene el grado de desarrollo personal que le permita integrarse al equipo de trabajo.

La primera preocupación ha de ser el desarrollo del recurso humano como aporte para mejorar la calidad de vida, formando personas útiles para la sociedad y por supuesto, productivas a la empresa en particular. Así, poco a poco, se va fortaleciendo una cultura empresarial basada en criterios de calidad, teniendo como prioridad el ser humano.

Para aumentar la productividad, se requiere la participación del recurso humano en la elaboración del Plan de Generación de Valor, lo cual se facilita en la medida que los ejecutivos tengan conocimientos básicos de contabilidad y de finanzas, lo que hace, aún por manejo personal, muy  conveniente que todas las personas, independientemente de su oficio o profesión adquieran unos conceptos financieros básicos que les faciliten decisiones de inversión, bien sea como empresarios en negocios particulares, sin importar el tipo  ni el tamaño de la sociedad o como inversionistas, a través del sistema financiero institucional.

En el mundo moderno se da por descontado el objetivo de mejorar la calidad de vida y  empieza a utilizarse el índice de felicidad como el  indicador más importante a nivel país. Aunque aparentemente es muy abstracto, es un desafío para las ciencias sociales perfeccionar el modelo para que éste índice sea de aceptación general y se utilice para   reemplazar el PIB (producto interno bruto),además que se convierta en un objetivo a nivel de países y de las empresas en general, porque existe una correlación directa entre el  nivel de felicidad y la productividad.
 
La responsabilidad social es asunto de todos los habitantes del planeta, muy especialmente de los privilegiados por razón del nivel de  desarrollo de su país, su familia, sus estudios, su ocupación, clase social y su rol en la sociedad. Todas las personas  tenemos la obligación moral de aportar lo que podamos para mejorar la calidad de vida de todos los habitantes contribuyendo con la Sostenibilidad. Se necesita el consenso de todos los países del mundo, con mayor responsabilidad de los más desarrollados y los que más afectan el bienestar por  violar los derechos humanos y por atentar contra la naturaleza con prácticas condenables. 
 
La gente que trabaja feliz se siente muy realizada, es muy positiva,  es muy creativa, innovadora, eficiente y muy dispuesta a trabajar en equipo. El nivel de satisfacción tiene que ver con la atención de necesidades humanas básicas, las más fáciles de cubrir y continúa con las más complejas o de orden superior para cuyo logro se requiere el concurso de los demás, lo que nos lleva a plantear como objetivo empresarial la búsqueda de la felicidad como un colectivo contagioso de grupos integrados con gente de mucha calidad personal.
 
Por supuesto, no se puede hablar de grupos felices si no se tienen condiciones de trabajo confortables con buen paisajismo y demás comodidades ambientales. Como normalmente las personas trabajan la tercera parte de su tiempo, es necesario que los gobiernos se ocupen de la Sostenibilidad y reglamenten todo lo pertinente; recauden  los impuestos correspondientes y los administren con absoluta Transparencia exterminando la corrupción para que el dinero aportado por las empresas se aplique en su totalidad a crear ambientes incluyentes que protejan la familias como célula de la sociedad y ayuden a catapultar el grado de felicidad para acrecentarla a nivel  personal, base de la productividad para poder competir en un mundo globalizado, urgido de recuperación.
 
En este orden de ideas, existe un abismo muy grande entre la administración y la contabilidad, cuyos informes deben cumplir con las normas internacionales del Buen Gobierno Corporativo1, orientado a proteger a los pequeños accionistas, grupos a donde serán bien acogidos los trabajadores. De un lado, todos los avanzados en administración coinciden en afirmar que el recurso humano es el más importante y no escatiman esfuerzos en su selección, entrenamiento, desarrollo y compensación, incluyendo el grupo familiar. Para lograr esos niveles de capital intelectual, las empresas requieren grandes inversiones que usualmente la contabilidad trata como gastos reduciendo la utilidad y por ende el pago de impuestos, pero creando reservas ocultas que deben tenerse muy presentes cuando se va a calcular el valor de la empresa.
En la medida que se tengan equipos de trabajo bien integrados con personas de mucha calidad personal (valores empresariales), solidarios; con planes de vida alineados con la organización empresarial y debidamente comprometidos con la misión y la visión de la empresa se logra un activo intangible muy valioso que equivale a una importante proporción del Capital Intelectual. Se complementa con las inversiones en sostenibilidad ambiental y en innovaciones, las cuales explican en buena parte la diferencia entre el valor de mercado de la acción y su valor intrínseco.
 
Cada país, al reglamentar su propio modelo y los planes únicos de cuentas para los distintos sectores (PUC) debe respetar las NIIF para estar en concordancia con los sistemas internacionales, lo que facilita enormemente las negociaciones con el exterior   y  obvia la necesidad de llevar a cabo engorrosos ajustes, que son indispensables cuando se requiere interpretar la información financiera procedente de países que aún no se han acogido a dicho régimen.
 
Como los ejecutivos deben actuar con ética y con toda la responsabilidad que les corresponde por la posición que ocupan, porque el  comportamiento ético infunde confianza,  la cual constituye un pilar en las empresas del siglo XXI y muy especialmente, en las Exponenciales. También implica responsabilidad social, enmarcada en la sabia frase "quien no vive para servir, no sirve para vivir". Por lo subjetivo y complejo del tema lo resumo en una frase que aprendí de la cultura oriental: "decidir siempre buscando la paz interior".

Las personas son el núcleo de las organizaciones; el papa Juan Pablo II, definió las empresas como comunidades de personas y Kitimbwa Lukangakye, humanista de EL Congo dice que tanto el empleador como el trabajador, primero son personas en busca de crecimiento; se necesitan mutuamente y deben verse como hermanos para interactuar con objetivos comunes conservando cada uno su rol. La  ética, etimológicamente hablando, es el arte de hacer de las relaciones humanas un medio de crecimiento personal cultivando unas buenas relaciones con uno mismo y con los demás, lo que nos lleva a una conducta sana que nos permite actuar correctamente sin hacer ningún esfuerzo.

En el campo empresarial, la ética es un comportamiento diario con enfoque de largo plazo, cuya mejor expresión es la confianza y su mejor control es ejercido por los compañeros de trabajo. Corresponde a un código, una forma de pensar y una ejecución práctica.
 
La juventud, tan descuidada por los gobiernos, se convierte  en “carne de cañón” para los abusadores, por la necesidad de satisfacer las necesidades propias de su edad y termina siendo víctima, sacrificando su vida, en algunos casos; en otros, yendo a cárceles (universidades del crimen), o cayendo en vicios y sufriendo discriminaciones de la sociedad que la rechaza, perdiendo un recurso potencial que "en nido de piedad será paloma y en nido de dolor será serpiente", como decía el maestro Guillermo Valencia. ¡Qué decir de la niñez! cuyo carácter se forma desde el vientre materno hasta los primeros ocho años de vida como tantas veces repitió Don Reynaldo Arroyave Lopera, por medio de  la fundación CEPAS, en muchos casos fruto de paternidad irresponsable, con niñas, apenas en etapa de desarrollo físico y mental.

Los adultos mayores, después de aportar a su manera lo que las circunstancias les permitieron, sufren toda clase de atropellos empezando por la dificultades para recibir oportunamente y sin “tanto robo” sus pensiones de vejez, además de recibir mal trato y  grandes desprecios de la sociedad, en general.
 
Como es tan común, gobernantes que compran votos en su afán de poder a cualquier precio; medios de comunicación que se ofrecen por distintas causas, padres que “consiguen” puestos para hijos sin la debida preparación; fiscales y jueces corruptos, ignorantes que venden su voto, negociantes que consiguen “lo que sea”, dirigentes deportivos que entregan sedes, aún a nivel olímpico y de campeonatos mundiales; árbitros que adjudican  resultados y muchas otras fechorías, se generan grandes motores de descomposición social, que atentan contra la calidad de vida, razón de ser de toda la actividad humana y que afectan el grado de felicidad de la sociedad, el más importante indicador de desarrollo a nivel mundial, cuyo cálculo está en vía de construcción y que con el paso del tiempo  se impondrá en el mundo.

Ningún activo, ni bien material  individualmente considerado es susceptible de generar renta. Se requiere una combinación de una infraestructura (activos fijos y corrientes) más una operación (administración) desempeñada por los seres humanos y de cuya eficiencia, depende que se concrete la capacidad para generar ingresos en efectivo.

La administración será más eficiente en la medida que disponga de gente culta, de buena capacidad intelectual y con la debida formación como persona y con una adecuada motivación, además de un saber específico con inteligencia emocional. Para conseguir y desarrollar el recurso humano se requieren grandes inversiones a nivel empresarial siendo conscientes de que  el beneficio  se obtendrá  a mediano y largo plazo y que se debe generar una cultura que canalice todo al conocimiento empresarial debidamente protegido.
 
Aceptando el valor del capital intelectual y su creciente grado de importancia a nivel empresarial, especialmente en las empresas Exponenciales, las cuales dependen de la tecnología y el conocimiento de los seres humanos, de quienes la empresa no es dueña, lo mismo que de su confianza, cada vez se hace más necesario intentar su medición, desarrollo que seguramente tomará mucho tiempo para ser aceptado universalmente como medida de valor, entre otras razones, por la dificultad de lograr un criterio de medición uniforme, objetivo y confiable.

El tema es sumamente complejo y tiene implicaciones de mucha índole que  seguramente  redundará en  beneficios reales y tangibles para todos los propietarios y para el desarrollo en general, recordando que la empresa es muy importante para el país y debe operar con Responsabilidad Social Empresarial. Si el rendimiento obtenido es  superior a lo esperado en función de los indicadores financieros correspondientes, se puede calcular, con base en el costo de capital de la empresa (concepto dinámico), la inversión necesaria para obtener ese excedente, como base para calcular el valor del Capital Intelectual.  
 
Es fundamental ir creando una cultura de proyecciones bien fundamentadas, empezando por su presentación comparando y analizando los resultados reales con los presupuestados. Deben estudiarse cuidadosamente las desviaciones, lo que constituye una poderosa herramienta de evaluación objetiva y retroalimentación de experiencias para el mejoramiento continuo que  además sirve de base para implementación de los salarios de riesgo de los directivos, quienes deben tener un  ingreso que les permita vivir dignamente y al final del ejercicio una compensación ligada al resultado como pasa con los accionistas.

Es conveniente que los inversionistas puedan comparar las expectativas de la empresa con las demás que ofrece el mercado y se facilite el análisis amplio en las asambleas de accionistas para que disponiendo todos de la misma información para evitar asimetrías en la toma de decisiones, se conozca el plan estratégico, se discuta y apruebe la distribución de dividendos, consultando el estado de resultados del ejercicio y la proyección del flujo de efectivo o lo que otros llaman el flujo  de caja libre proyectado. Es muy importante resaltar que un flujo de efectivo proyectado es el resultado de un proceso de planeación financiera que representa el remate de un plan de generación de valor, herramienta fundamental para una buena gestión.

A los ejecutivos corresponde cuidar mucho todos los públicos y muy especialmente, siguiendo el Buen Gobierno Corporativo1, orientado a proteger a los pequeños accionistas, donde serán bien acogidos los trabajadores para evitar situaciones como la comentada y  muy bien acogida con motivo  de la OPA2 del grupo Gilinski, para comprar empresas del GEA, antes sindicato antioqueño, que publicó en prensa, en Dic/2021, el Dr Germán Vargas Lleras: " Pero la realidad es que las compañías del GEA no han resultado ser buenas inversiones para sus accionistas, en especial para los fondos de pensiones, al menos en los últimos 10 años, lo cual contrasta con los beneficios de que han gozado los directivos y accionistas controladores de este selecto club. Y esta situación será muy difícil de cambiar sin la llegada de un nuevo jugador que promueva un cambio necesario a la hora de generar valor para los accionistas. Qué importante que esto ocurra". 

FACTORES DEL ÉXITO

BÁSICOS: 
  1. Estrategia: debe ser claramente entendida por todos.
  2. Disciplina y acción: para mantener los buenos hábitos en la organización.
  3. Estructura: plana y flexible.
  4. Valores y cultura organizacional: se requiere crecer, desarrollar y sostener una cultura empresarial de alto desempeño que premie la productividad.
 
SECUNDARIOS: 
  1. Talento: seleccionar gente altamente competente; privilegiar la formación del nuevo talento y retener los mejores.
  2. Innovación: característica imprescindible para el siglo del conocimiento y la tecnología.
  3. Liderazgo: grupo de líderes que inspiran al resto del personal a identificar oportunidades y anticiparse a los problemas.
  4. Crecimiento y desarrollo organizacional: bien sea como acción individual o a través de fusiones, adquisiciones y/o alianzas.
 ASÍ ES EL ‘BUEN GOBIERNO CORPORATIVO’

Provee información en inglés a sus inversionistas de forma oportuna, transparente y eficaz. Tiene canales de comunicación con sus inversionistas vía telefónica o página web; la hoja de vida de sus principales miembros se puede consultar en cualquier momento; usa la sección de información relevante de la Superintendencia Financiera.

GESTIÓN: tiene miembros independientes en sus juntas directivas; facilita el acceso a los directivos; adopta normas  contables internacionales; tiene comités para proteger el buen gobierno de la empresa.

BOLSA: ingresa al mercado, lo que la obliga a abrir sus libros para que puedan ser consultados por los inversionistas o tiene una sola tipología de acciones. Adopta estándares altos de buen gobierno que se traducen en un mayor interés por la acción.

1.https://www.supersociedades.gov.co/Noticias/Publicaciones/Revistas/2020/GUIA-GOBIERNO-CORPORATIVO-2020.pdf

2. OPA:  mecanismo para comprar una compañía a través de la bolsa de valores, ofreciendo a todos los accionistas un precio previamente anunciado y mediante un procedimiento reglamentado y debidamente aprobado por la Superfinanciera, despúes de conocer el objetivo de la operación.

Copyright © 2020
Josavere